Gracias por suscribirte.
¡Oh!¡Qué buenas noticias!
¡Gracias por suscribirte a nuestro newsletter!
Esperamos que disfrutes nuestros artículos tanto como nosotros lo hacemos escuchando a tu piel.
Fallo
Suscríbete
a nuestro newsletter
INTERESES
  • Tu piel
  • Belleza
  • Tendencias
  • Estilo de vida
  • Nosotros
*Rellena los campos obligatorios
*Email incorrecto
Gracias por tu consulta.
Estamos ansiosos de escuchar todo aquello que tu piel y tú necesitáis contarnos.
En breve responderemos a todas tus inquietudes.
¡Muchas gracias por hacer tu consulta!
Fallo
Te escuchamos
más que nunca,
¡Pregúntanos!
*Rellena los campos obligatorios
*Email incorrecto

Ácido glicólico, la estrella antienvejecimiento

13 Noviembre 2013
INICIO | TENDENCIAS

En la lucha contra el envejecimiento, la ciencia nos ofrece multitud de soluciones que podemos encontrar fácilmente en nuestra farmacia, pero deberemos elegir una de ellas, según nuestra edad, tipo de piel o estilo de vida.

Uno de los activos más efectivos contra el envejecimiento es el ácido glicólico. Es un activo de origen natural que se encuentra en la caña de azúcar, uva, remolacha, alcachofa y piña. Además, posee múltiples beneficios para nuestra piel debido a sus efectos hidratantes, exfoliantes y regenerantes. Dependiendo de la concentración y del pH del ácido glicólico que posea la fórmula del producto, obtendremos resultados más potentes.

Los primeros tratamientos antiedad basados en este ácido aparecen en 1990. Casi al instante se convirtió en un éxito en la lucha y prevención del envejecimiento cronológico. En la actualidad, una empresa aplica la nanotecnología a productos dermocosméticos. Así consigue mejorar la penetración y, por tanto, la actuación  del ácido glicólico en nuestra piel. La nanotecnología consiste en introducir las moléculas de los principios activos en liposomas, unas pequeñas vesículas que son totalmente compatibles con nuestra piel. Por su tamaño, los liposomas son capaces de penetrar profundamente en la piel. De esta manera, los productos consiguen alcanzar el objetivo marcado y lograr tratamientos más eficaces con una mayor tolerancia.

Si nunca hemos aplicado un tratamiento con ácido glicólico, es recomendable comenzar con productos que posean una baja concentración de este ácido, ya que nuestra piel puede sufrir una pequeña irritación o descamación. A medida que nuestra piel se acostumbre al ácido glicólico, podremos aplicarnos una mayor concentración si nuestras necesidades así lo exigen.

Una de las ventajas del glicólico es su sinergia con otros activos, de hecho la vitamina C es uno de sus mejores aliados. Por ello, te recomendamos un tratamiento que incluya ambos activos: aplica un producto rico en vitamina C por la mañana y completa el tratamiento con la aplicación de un producto con ácido glicólico por la noche. Conseguirás al poco tiempo una piel mucho más luminosa, lisa, con menos arrugas y con un tono uniforme.

Otro protocolo de belleza que te recomendamos consiste en aplicar mañana y noche un serum de ácido glicólico antes de tu crema hidratante habitual. De esta manera, el efecto peeling del glicólico ayudará a que la crema hidratante sea más eficaz, ya que sus activos penetrarán más fácilmente.

Ir arriba