Gracias por suscribirte.
¡Oh!¡Qué buenas noticias!
¡Gracias por suscribirte a nuestro newsletter!
Esperamos que disfrutes nuestros artículos tanto como nosotros lo hacemos escuchando a tu piel.
Fallo
Suscríbete
a nuestro newsletter
INTERESES
  • Tu piel
  • Belleza
  • Tendencias
  • Estilo de vida
  • Nosotros
*Rellena los campos obligatorios
*Email incorrecto
Gracias por tu consulta.
Estamos ansiosos de escuchar todo aquello que tu piel y tú necesitáis contarnos.
En breve responderemos a todas tus inquietudes.
¡Muchas gracias por hacer tu consulta!
Fallo
Te escuchamos
más que nunca,
¡Pregúntanos!
*Rellena los campos obligatorios
*Email incorrecto

Empresas solidarias

29 Noviembre 2013
INICIO | ESTILO DE VIDA

En los últimos años, la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) o Empresarial (RSE) está en boca de todos. Las empresas asumen un papel clave en el desarrollo sostenible y, para ello, emplean cuanto tienen en su mano: talento, recursos económicos, capital humano… Con ello buscan un doble objetivo: ayudar a mejorar la sociedad en la que están arraigadas y, al mismo tiempo, mejorar internamente a través de este ejercicio de solidaridad. Ayudar a los demás nos hace ser mejor personas.

 

A las empresas, como a las personas, se les exige un comportamiento transparente, ético, no ya que cumplan la ley, sino que vayan más allá. Se les pide que devuelvan a la sociedad parte de lo que ella les da. En muchos casos, invertir tiempo, esfuerzo y dinero en la RSE responde a una sincera necesidad de expresar la solidaridad inherente a toda persona, a todo empresario. De esta manera pasamos de una empresa individualista a una empresa a la que le importa el entorno, con el que se compromete, al que responde y con el que genera una relación de confianza mutua.

Vivimos unos años duros, donde vemos escenas que creíamos olvidadas. La caridad sustituye algunos servicios sociales necesarios que están dejando de prestarse.

Cada vez son más las familias que se ven obligadas a pedir ayuda a sus vecinos, a Cáritas, o al Banco de Alimentos, que gracias a su iniciativa de recogida de alimentos intentan paliar el hambre de mucha gente. De hecho, los Bancos de Alimentos consiguieron ayudar en el año 2012 a más de un millón de personas necesitadas en España.

 

El ADN de Sesderma está marcado por la humanidad y la vocación de ayuda. Nuestro origen médico nos empuja a practicar la dermatología activa; aquella que escucha a los pacientes y obra en consecuencia. Es, sin duda, esta esencia humana la que queremos potenciar año tras año. Nuestro entorno nos da mucho y queremos devolvérselo con creces.

Así, colaboramos con iniciativas que recaudan fondos para ayudar a niños como Aitana, Alba, Iker y Nadia, que padecen enfermedades raras. El simple gesto de recoger tapones de plástico y depositarlos en contenedores especiales puede mejorar la vida de estos niños.

Sesderma colabora con el Centro Ocupacional de Massamagrell, cercano a nuestras instalaciones. La labor de este centro es importante porque las personas a las que ayuda tienen necesidades especiales. Muchas de estas personas que padecen algún tipo de discapacidad pueden beneficiarse de realizar un trabajo remunerado por colaborar con el laboratorio.

 

Ayudamos también al Centro Especial de Empleo Polibea, cuya misión es ofrecer una salida laboral a personas que padecen alguna discapacidad física severa. Este centro surge gracias al esfuerzo de la asociación Dato, una entidad sin ánimo de lucro dedicada desde hace más de 25 años a la atención de estas personas.

Colaboramos en multitud de eventos deportivos organizados para recaudar fondos para entidades como la Asociación Española Contra el Cáncer, tan arraigada en nuestro país.

Pero si nos sintiéramos satisfechos con esto nos estaríamos equivocando. Nuestro objetivo y nuestra voluntad es crecer como empresa, y eso implica que lo haga también nuestro compromiso con la sociedad. Porque, nunca mejor dicho, das lo que recibes y recibes lo que das.

Ir arriba