Gracias por suscribirte.
¡Oh!¡Qué buenas noticias!
¡Gracias por suscribirte a nuestro newsletter!
Esperamos que disfrutes nuestros artículos tanto como nosotros lo hacemos escuchando a tu piel.
Fallo
Suscríbete
a nuestro newsletter
INTERESES
  • Tu piel
  • Belleza
  • Tendencias
  • Estilo de vida
  • Nosotros
*Rellena los campos obligatorios
*Email incorrecto
Gracias por tu consulta.
Estamos ansiosos de escuchar todo aquello que tu piel y tú necesitáis contarnos.
En breve responderemos a todas tus inquietudes.
¡Muchas gracias por hacer tu consulta!
Fallo
Te escuchamos
más que nunca,
¡Pregúntanos!
*Rellena los campos obligatorios
*Email incorrecto

Mi tiempo libre, y el de mi piel

4 Octubre 2013
INICIO | ESTILO DE VIDA

Tranquilidad, desconexión y relajación… Despejamos dudas entorno a la eterna promesa de la belleza y el bienestar. Porque definitivamente no es un mito: el estado de relajación física y mental, contribuye activamente a la salud de la piel. Acostumbrados a cuidarla de forma directa, ponemos sobre la mesa algunas cuestiones que nos ayudarán a mimarla de una forma algo más indirecta.

El ritmo de vida al cual nos hemos sumado en los últimos años, correr “de aquí para allá” e incluso la inmediatez a la que nos hemos acostumbrado con nuevos protagonistas en nuestras vidas como la tecnología… Todo ello nos convierte en personas que, de vez en cuando, necesitamos un punto y aparte en el día a día. Darnos un respiro físico y mental, será algo que sin lugar a dudas repercutirá en un aspecto más que sano y fuerte.

Problemas tan frecuentes como la caída del pelo o el acné mejoran desde el primer minuto en que buscamos la tranquilidad del fin de semana y el tiempo libre. La desconexión acaba produciendo una mejoría clara que, sin darnos cuenta, alcanzamos en las épocas de poco estrés y rutinas saludables.

Debemos descansar. Podemos hacer siestas de 20 ó 30 minutos. Es realmente importante que prestemos atención a beber agua, que hagamos ejercicio e incorporemos fruta y verdura a nuestra alimentación diaria. Del mito a la verdad absoluta: sin lugar a dudas, todo ello ayuda. Contribuye a un estado de calma y relajación que, con el tiempo, se refleja en la piel que nos viste.

Si como solemos decir, la cara es el espejo del alma, la piel es el reflejo de nuestro día a día. Rompe tu rutina con un día de playa o montaña, o usando diariamente una crema antioxidante e hidratante; este tipo de buenas costumbres nos convertirá en abanderados de una piel saludable.

Con la exposición al sol, mejoran el acné y otras patologías como el vitíligo, una enfermedad autoinmune que se caracteriza por la aparición de placas sin pigmentación, debido a una pérdida de funcionalidad de los melanocitos.

Dejar a un lado todo aquello que nos preocupa de lunes a viernes, y tomar las riendas de una alimentación variada y un ritmo de vida calmado, contribuye al cuidado de la delicada piel. Por todo ello, y algún que otro motivo más que haga las delicias de tu tiempo libre… ¡Disfruta de la desconexión de tu fin de semana!

Ir arriba