Gracias por suscribirte.
¡Oh!¡Qué buenas noticias!
¡Gracias por suscribirte a nuestro newsletter!
Esperamos que disfrutes nuestros artículos tanto como nosotros lo hacemos escuchando a tu piel.
Fallo
Suscríbete
a nuestro newsletter
INTERESES
  • Tu piel
  • Belleza
  • Tendencias
  • Estilo de vida
  • Nosotros
*Rellena los campos obligatorios
*Email incorrecto
Gracias por tu consulta.
Estamos ansiosos de escuchar todo aquello que tu piel y tú necesitáis contarnos.
En breve responderemos a todas tus inquietudes.
¡Muchas gracias por hacer tu consulta!
Fallo
Te escuchamos
más que nunca,
¡Pregúntanos!
*Rellena los campos obligatorios
*Email incorrecto

Vacaciones de montaña… ¿me protejo?

18 Junio 2014
INICIO | ESTILO DE VIDA

Verano a verano, la playa convierte a la crema solar en uno de nuestros grandes básicos. Pero… ¿y si también estamos hechos para la vida en la montaña? Allí, entre hierba fresca, árboles y más árboles, entre riachuelos y puede que incluso con nieve, también sale el sol por la mañana y se pone al anochecer… Rendimos nuestro particular homenaje a una piel campestre y de altura.

Nuestros primeros pasos serán los mismos que en cualquier otro destino: las vacaciones en la montaña no eliminarán del mapa nuestra relación del “antes, durante y después” de tomar el sol. La batalla está servida: crema protectora contra superficies que reflejan las radiaciones solares. ¿Cuáles? Más de las que realmente nos llegamos a imaginar: hierba… agua… asfalto… piedras… y hasta nieve, si nuestra escapada supera el verano que estamos acostumbrados a vivir.

¿Sabías que… a más altura, más incidencia tienen los rayos solares? ¿Hubieras imaginado alguna vez tomar el sol más allá de unos 2.000 metros? Cuestiones de belleza aparte, el quid de la cuestión en este caso está en la protección y en el cuidado posterior. También es importante calmar una vez el sol se ha relajado y comienza a caer.

Rehidrata, trata a tu piel con cariño e invítala a descansar una vez ha vuelto a casa. Un buen punto final a un día de altura, puede ser aplicar un reparador de ADN: que hidrate y calme de forma extrema reparando el tejido celular de la piel. Estos cuidados los puedes encontrar tanto en cremas solares como en formato aftersun, ¡así que no hay excusa!

¿Y tú? ¿Eres de mar, de montaña, o de mar y montaña?

Ir arriba