Gracias por suscribirte.
¡Oh!¡Qué buenas noticias!
¡Gracias por suscribirte a nuestro newsletter!
Esperamos que disfrutes nuestros artículos tanto como nosotros lo hacemos escuchando a tu piel.
Fallo
Suscríbete
a nuestro newsletter
INTERESES
  • Tu piel
  • Belleza
  • Tendencias
  • Estilo de vida
  • Nosotros
*Rellena los campos obligatorios
*Email incorrecto
Gracias por tu consulta.
Estamos ansiosos de escuchar todo aquello que tu piel y tú necesitáis contarnos.
En breve responderemos a todas tus inquietudes.
¡Muchas gracias por hacer tu consulta!
Fallo
Te escuchamos
más que nunca,
¡Pregúntanos!
*Rellena los campos obligatorios
*Email incorrecto

Verano con manchas en la piel… ¿por qué a mí?

2 Septiembre 2013
INICIO | TU PIEL

¿Tomamos el sol a contracorriente? Porque… ¿lo tomamos en las cantidades justas y necesarias? El verano es época de ropa ligera y, por regla de tres, es posible que nos destapemos y nos expongamos a los rayos solares más tiempo del que realmente deberíamos. ¡Pero no acaba aquí! Durante estos meses inciden mucho más sobre nuestra piel que en otras épocas del año. Con lo cual, la parte peligrosa viene al tentar la suerte con las manchas que puedan aparecer sobre ella. Arriesgarse o no… esta es la cuestión.

Pero no todo son rayos de sol: muchos más motivos de los que nos pensamos contribuyen a estas pequeñas sorpresas que rompen con la uniformidad de nuestra piel. Depilaciones a cera, el uso de pastillas anticonceptivas, el embarazo… Situaciones tan comunes como estas convierten nuestro día a día veraniego en –casi- un inconveniente. Los cambios hormonales y las inflamaciones que ocurren de forma continuada se convierten en los motivos principales de la aparición de las conocidas manchas, que se agravan con la exposición solar.

¿Y cómo prevenirlas? La respuesta más lógica sería tan sencilla como evitar la exposición al sol: frenar la excesiva cantidad de melanina, el componente que da color a nuestra tez. Sin embargo, también podemos preparar nuestra piel durante el año con un sérum que sea aplicable día y noche. Y, por supuesto, la alimentación no deja de ser importante: la vitamina A y C continuarán siendo las reinas de nuestro verano.

Una vez hemos hablado de los pasos a seguir a priori, nos sumergiremos en los pasos a posteriori: ¿sabías que es posible blanquearlas con tratamientos específicos? A modo de un buen abrigo, su mantenimiento debe convertirse en una nuestras prioridades.

Nos tenemos a nosotros mismos sobre nuestra piel, y también bajo de ella. No olvidemos que los secretos del exterior, pasarán siempre por el interior. Artículo relacionado: Manchas en la cara

Ir arriba